¿Necesita mi hijo un celular?

¿NECESITA MI HIJO UN CELULAR?





Familias de todo el mundo han encontrado en los dispositivos móviles la herramienta ideal para mantener a los más pequeños del hogar callados mientras los adultos hacen otras cosas.


Niños con celulares


Hoy en día, la mayoría de los niños les piden a sus papás de regalo ese “aparatito” que les permite jugar, ver videos o desde temprana edad navegar por internet. Sin duda alguna un teléfono móvil puede ser una gran herramienta para entretenerse y para el aprendizaje, pero hay que saber administrarlo. Y es por ello que en nuestra columna de hoy hablaremos un poco más del tema ¡Comencemos!


La venezolana María Álvarez, de la organización no lucrativa Common Sense Media (CSM, la cual proporciona educación a las familias para promover el uso de tecnología y medios de manera segura para los niños) señala: “Antes de tomar la decisión de comprarle un teléfono celular a un hijo es importante evaluar cuáles son las razones ¿Estoy pensando en comprarle un celular porque lo necesita, porque lo quiere o porque todos o casi todos los compañeros de la escuela ya tienen uno?”.

La razón para hacerlo debería ser porque lo necesita para comunicarse con sus padres, especialmente en los casos de emergencia.



Si queremos un teléfono para estar en contacto con ellos durante el día, porque estamos trabajando y nos daría tranquilidad, un teléfono sencillo que permita hacer llamadas y enviar mensajes de textos limitados, es suficiente”, señala Álvarez.

En Europa, el 46% de los niños de entre 9 y 11 años tiene su propio celular, sin embargo, las estadísticas de Estados Unidos señalan que en este país sucede antes: en torno a los 8 años. Y en América Latina es a los 12 años cuando la mayoría de los niños, el 60%, recibe su primer teléfono móvil propio.

A esa edad, es cuando comienza el cambio social. "Antes de los 12 años, los niños no necesitan por norma general un smartphone porque pueden usar otras herramientas que hay en la casa, como la tableta o la computadora. A los 12 o 13 años se añade un elemento de socialización. Entonces podemos plantearnos darles su primer teléfono, aunque siempre dependerá de cómo sea el niño", explica María Zabala, periodista especializada en ciudadanía y educación digital.

Ahora, si tu hijo ya cuenta con un dispositivo móvil propio, te recomendamos:

Moderar su uso en casa para que aprendan a usarlos como herramientas y no como escapes de la realidad.
No comer con ningún móvil cerca o establecer horarios de uso.
Muchos móviles permiten configurar perfiles brindando una cuenta de usuario en la que el niño esté dado de alta como menor, de manera que necesite tu aprobación cada vez que quiera descargarse una aplicación.
No dejarles usar el teléfono a altas horas de la noche pues diversos estudios científicos han revelado los efectos negativos de la luz de sus pantallas sobre los ciclos de sueño de niños y adultos.
La privacidad es una lección que debemos enseñarles. Es bueno que los niños sepan proteger su intimidad y privacidad evitando publicar contenido inadecuado.



Sin duda alguna los dispositivos móviles, son una maravilla y nos facilitan muchas cosas, pero debemos aprender a utilizarlos y ayudar a nuestros hijos a hacer un uso seguro, constructivo y responsable.

Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos a través de la cuenta twitter: @ZonaTecnoRDN y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.

¡Nos leemos la próxima semana!







¡Comparte este artículo!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...