Creando buenos hábitos desde el primer mes del año

CREANDO BUENOS HÁBITOS DESDE EL PRIMER MES DEL AÑO





Yo creo en los cambios, incluso en aquellos que se van dando progresivamente. Para tener una salud de 20 puntos, será necesario modificar nuestros hábitos de vida.


Buenos hábitos


Es importante saber que aquellas rutinas que tenemos establecidas (incluso las que no son saludables) no pueden eliminarse de nuestra mente, sin embargo pueden sustituirse.


Hay que tener en cuenta que no podemos sobrecargar al cerebro de una información diferente, todo de un solo golpe. Los cambios deben hacerse poco a poco, por ejemplo si eres un consumidor empedernido de refresco, fumas, llevas un estilo de vida sedentario y no duermes bien, debes escoger cuál de estos hábitos deseas cambiar primero y luego de lograrlo, intentas con el siguiente.

No es un secreto que al comenzar el año tenemos una larga lista de propósitos y muchos de estos están relacionados a una vida saludable. A continuación te dejo algunos hábitos que deberías implementar en tu vida para mantenerte saludable:



Hidrátate: Tomar agua es vital para el correcto funcionamiento de nuestros órganos vitales. Lo ideal es que ingieras por lo menos dos litros al día pues los excesos también traen sus consecuencias, especialmente para la salud renal.

Vegetalízate: Sabemos que las frutas y vegetales están súper costosos pero podemos optar por las opciones de la temporada pues tienden a ser más económicas. Recientemente he visto alguna ofertas en rubros como chayota, berros, batata, auyama, cambur y mandarina. Busca recetas que incluyan estas bases y vuélvete un creativo en la cocina. Recuerda que frutas y vegetales nos permiten recibir aportes de vitaminas y minerales.

Mueve el cuerpo: No todos tenemos el tiempo o dinero para invertir en un gimnasio, sin embargo hay actividades físicas que podemos realizar incluso en la comodidad de la casa o en el parque más cercano. Dedica al menos 30 minutos de tu día para ejercitarte. Camina, baila, busca rutinas de aeróbicos. El cuerpo está diseñado para moverse y un estilo de vida sedentario supone problemas para la salud.



Medita: Estamos envueltos en situaciones que nos cargan de estrés y malas energías. Lo mejor que podemos hacer es dejarlas fluir y la meditación es una excelente alternativa. Solo necesitas tener unos minutos para sentarte en un lugar tranquilo (que incluso puede ser tu casa), ropa cómoda y concentración. Conéctate con tu yo interno mientras repites en tu mente frases positivas.

Duerme: Así como una alimentación saludable, hidratación y ejercicios son importantes, el descanso completa una armonía perfecta. Al dormir por lo menos ocho horas en la noche, de forma ininterrumpida, podrás descansar cuerpo y mente, teniendo una recarga de energía que te permitirá afrontar los retos del día a día.

Para consultas o comentarios nos puedes escribir al correo electrónico [email protected] y con mucho gusto te responderé a la brevedad posible. Síguenos a través de la cuenta twitter: @LargaVidaRDN y si te gustó la columna de hoy difúndela entre tus contactos, amigos o conocidos. Si quieres recibir en tu celular ésta y otras informaciones, descarga la aplicación Telegram e ingresa al link t.me/RDNDigital y dale click a +Unirme.

Participa en nuestra encuesta que se presenta a continuación y déjanos un comentario al final de este espacio, para nosotros es importante saber tu opinión, de esta manera nos ayudarás a escribir mejores columnas y artículos para ti.

Deseo que tengan una semana genial y ¡Larga vida!







¡Comparte este artículo!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cargando...